Cristián Briones Maira

Con una personalidad encantadora, Cristián Briones Maira nos presenta su entretenida vida profesional que comenzó en el camino de las comunicaciones como un estudiante de Periodismo, que sintió la necesidad de buscar mayores desafíos y terminó con un cambio radical hacia la Ingeniería Comercial para luego terminar como independiente, experto en metodologías ágiles.

A lo largo de su carrera ha debido afrontar situaciones límite como el accidente de Daniela García en EFE y sobrellevar las críticas de la prensa y trabajar para una mejora en la imagen de la empresa en donde sus esfuerzos dieron excelentes resultados.

Además, Cristián Briones Maira realizó trabajo social con una comunidad mapuche, de la mano de Felipe Berríos que cambió su vida.

Cristián, ¿cómo fue el paso de prepararte para ser periodista y terminar en ingeniería comercial?

A mí me gustaban mucho las comunicaciones, hasta el día de hoy me gustan y cuando estuve en periodismo, encontré que era re entretenido, pero me faltaba sustancia, me faltaban desafíos. Tenía un amigo que estudiaba ingeniería comercial y me metí a ver qué era, me gustó y encontré que era un desafío para mí, porque tenía muy malas armas en matemáticas, pero la verdad dije ¡vámos con todo! Y eso fue. No fue un acto muy maduro, ni muy científico, pero sí tenía la sensación, ese sentimiento de que tenía un desafío que me estaba quedando corto.

Tus trabajos han sido diversos, ¿cuál destacarías y por qué?

Tengo que ser honesto, si tuviera que elegir el trabajo que más me ha gustado elegiría el recién pasado. Estuve trabajando en una empresa de desarrollo de tecnologías en donde estuvimos muy metidos en temas de agilidad. Cosas muy entretenidas que están en la punta de la ola y por otro lado tiene mucho que ver con realmente ofrecer mejores servicios a los clientes y ser capaces de una mejora en la calidad de vida de las personas por medio de las labores de la empresa.

Dentro de toda la experiencia que ha tenido EFE fue muy potente, especialmente por todo el tema de Daniela García, porque no solamente tenía que convivir con la prensa, con las muy malas decisiones que se tomaron internamente en este momento y además me dieron la labor de tomar el cargo de gerente de marketing para reinventar la marca y la imagen de la empresa y ahí trabajé mucho con los periodistas, definimos una metodología con la prensa totalmente honesta. Nosotros mismos íbamos a contarle a la prensa todo lo que estaba sucediendo y siempre muy proactivos, inclusive avisándoles cada vez que ocurría un accidente para colocar al final que la gente fuera responsable que no se acercara a las vías.

Eso terminó finalmente en que la prensa primero nos volvió a creer. Segundo, fue un ente súper importante en materias de educación para las personas que vivían cerca del tren. Allí mejoramos mucho las relaciones, la reputación corporativa de la empresa, nos fue muy bien, hasta que después me retiré por motivos políticos.

Viviste una experiencia muy interesante en el proyecto “Amar y servir” ¿Qué significó eso en tu vida y en el ámbito profesional?

Fue fundamental, cuando Felipe Berríos me invitó para allá me dijo que iba a ser el mejor MBA que podría tomar en mi vida y en lo personal fue genial. Me permitió conocer una comunidad mapuche desde dentro y darme cuenta que su postura frente a la vida es tan válida como la nuestra, por lo tanto aprendí a tolerar al resto, a empatizar más con la gente. En lo personal, estaba recién casado y nos fuimos para allá convirtiéndose en una experiencia muy fundacional en mi matrimonio.

En lo profesional fue muy difícil porque teníamos que acompañar a la gente en los proyectos que querían, entonces no teníamos ni un peso para hacer nada, entonces era levantar los fondos y conocer de los proyectos. Por ejemplo, un vecino llegó y dijo que quería una granja de salmones, con eso partí a Concepción para conocer cómo se hacían las granjas de salmones y documentarme; otro salió con que quería una granja de avestruces (risas), pero todo fue muy interesante porque me enseñó algo que hasta el día de hoy aplicó, si quieres llevar a cabo un proyecto depende solamente de ti.

¿Cuándo comienzas a trabajar con microempresarios?

Hace como cinco o seis años, me llamaron de la Católica para ver sí me interesaba acompañar a un grupo de cabros que tenían que hacer trabajo con microempresarios, me encantaba, encontré que tenía la oportunidad de devolverles a otros lo que la vida me entrego a mí, entonces también me encantaba hacer clases, disfrutaba con estos cabros, me encantaba ir a conocer gente, ver los esfuerzos del microempresario que es muy distinto a la realidad que viven las empresas y después me llamaron de la fundación Simón de Cirene y me pidieron ayudarlos y feliz acepté, fue de esas experiencia gratificante en donde recibes mucho más de lo que entregas y aprendes mucho más de lo que enseñas.

Las clases las dejé hace un año cuando entré a trabajar en mi puesto actual, pero retomaré este viernes en el instituto Subercaseaux, que es un instituto de clases relacionados con la banca.

¿Cuál es tu percepción del emprendimiento y la oportunidad para este en Chile?

Yo creo que es muy importante que el emprendedor tengan súper claro la tolerancia a la frustración por cada diez intentos uno le va a resultar, no se trata de gastar grandes lucas,  sino, de buscar el secreto que para mi es “que es lo que veo y que puedo hacer distinto, que le entregue valor a mi cliente”, es por eso que te van a comprar. No se trata de repetir lo que otros hacen, se trata de que en qué soy mejor que otro y el proceso de conocer eso en uno, no es fácil.

Cristián, ¿y cómo compatibilizas los tiempos entre familia y trabajo? ¿Es posible llegar a un equilibrio?

Uno va aprendiendo cuando estás en la pega es pega, te sientas y trabajas. Hay días que son más intensos que otros pero para mí, mi familia es fundamental. Yo trato de irme temprano desde la oficina, trato de estar con los niños, tengo una de 12 y una de 9, y para mí jugar con ellos y conversan me encanta, son fundamentales en mi vida.

¿Cuáles son tus proyectos para este año?

Es hacer crecer la empresa. Trabajo en una empresa que lleva como 20 años en el mercado y estamos en un proceso de profesionalizarla definitivamente, seguir expandiéndonos internacionalmente, ya tenemos presencia en Perú, en Bolivia, en Uruguay estamos haciendo negocios con Panamá. En realidad, para mi sería ideal cerrar bien el año con un equipo consolidado, implementando metodología ágiles y con eso me doy por pagado.

Si deseas ponerte en contacto con Cristián Briones Maira, puedes seguirlo en algunas de sus redes sociales:

Cristián Briones Maira  Facebook

Cristián Briones Maira Instagram

Compartir:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *